INTELIGENCIA ESPIRITUAL ZOHAR DANAH PDF

Es nuestra inteligencia primordial. Los seres humanos somos portarme adecuadamente. Se cuando me siento cansado o deprimido o frustrado? Deseamos algo a que podamos aspirar, algo que nos plenamente intelectuales, emocionales y espirituales que somos. Algunos antro- se complementan.

Author:Vudomuro Goltira
Country:Paraguay
Language:English (Spanish)
Genre:Video
Published (Last):25 March 2013
Pages:73
PDF File Size:9.64 Mb
ePub File Size:2.13 Mb
ISBN:604-1-46545-993-9
Downloads:20956
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Barisar



Vivimos en una cultura espiritualmente pobre caracterizada por el materialismOj la eficacia, la estrechez de miras y carencia de significado y compromiso. Ciertamente un mayor progreso de la sociedad depende de que lo hagan suficientes individuos.

La cultura occidental, dondequiera que se halle en este planeta, rebosa de lo inmediato. Es otra forma de lo que realmente somos. Enfrentarnos a nosotros mismos.

El conjunto contiene una riqueza, una perspectiva y una magnitud de las que carecen las partes. En este caso, la ciencia nos ayuda a comprender lo espiritual. Esta busca nos convierte en las criaturas espirituales que somos. Supongo que tengo "poder". No estoy seguro de estar en el buen camino haciendo el trabajo que hago.

Las grandes empresas como la suya, opinaba, eran especialmente culpables de no afrontar esos problemas. Queremos cambiar el mundo. Hemos quedado con problemas existenciales o espirituales y la necesidad de desarrollar una inteligencia que pueda afrontarlos. Una mera inteligencia racional no es suficiente.

Las razones que busca la gente para vivir sus vidas no son racionales ni tampoco puramente emocionales. Para la gente no es suficiente encontrar la felicidad dentro del marco existente.

Estos son algunos de los interrogantes que debemos considerar urgentemente. Carecemos de un amplio contexto donde situar nuestras vidas, un flujo natural de significado del que podamos formar parte. De muchas maneras, este desierto espiritual es el producto de nuestra elevada inteligencia racional. Pero no hemos encontrado el modo de que todo esto valiera la pena. No somos ciegos al color, sino al sentido. Pero nosotros sabemos que estas cosas no son propias de nuestra cultura. Muy diferente de nuestra actual cultura occidental.

En la imagen del loto usada a lo largo de todo este libro, el yo tiene una periferia racional , un centro asociativo emocional y un centro unitivo espiritual. Las tradiciones de la comunidad encapsulan valores y visiones espirituales profundas de modo que el individuo se relaciona con el centro espiritual mediante su cultura y sus propias tradiciones.

No tiene que conectarse directamente con el centro en solitario, como individuo. Estamos muy necesitados de esa capa media asociativa e integral de nuestro yo. El duelo global que se produjo tras la muerte de Diana, la princesa de Gales, puso de manifiesto la medida y la profundidad de nuestra necesidad por figuras semejantes.

A menudo hemos intentado reemplazar esta ausencia dando una importancia exagerada a nuestros propios egos individuales, a nuestras ambiciones y supuestas necesidades. Aunque suenen abstractos y remotos, los conceptos que estas palabras representan nos han impactado en medio de nuestro ser.

El amor y la intimidad son imposibles. No puede haber sorpresas. Manipula y controla la naturaleza. La persona media moderna se siente en el mundo, no del mundo. Como resultado, nunca hemos sido realmente capaces de comprender la magnitud del Holocausto o de aceptarlo.

Queda fuera del contexto de las expectativas o los valores humanos. Todo nuestro marco temporal se encoge, y lo mismo le pasa al contexto de los significados y los valores con que vivimos. Los grandes pensadores ilustrados del siglo xvni afirmaban que el hombre era la medida de todas las cosas. En Oriente, el humanismo es la base de la verdadera espiritualidad. Son conscientes constantemente de la fuente de donde emergen el ser, el sentido de todo y los valores.

Tenemos que asumir la responsabilidad para darle sentido a las cosas, para crear nuevos accesos a ese sentido y usarlo de modo inteligente. Una noche nos llevaron a un teatro. Luego, de repente, se produjo un cambio de ambiente. En suma, su voz estaba llena de vida. Hemos olvidado muchas capacidades que dan sentido a las cosas. Nuestra cultura es espiritualmente pobre en el sentido literal: no tenemos un lenguaje adecuado para expresar la riqueza del alma humana.

Nos obliga a encontrar una base en nuestro propio ego desde la cual recuperar un sentido que nos trasciende. Otro tipo nos permite ejercer nuestro pensamiento emocional, asociativo y reconocedor de pautas, es decir, nos brinda la IE.

Produce el misterio de la mente consciente, la conciencia de nosotros mismos y del mundo y nuestra capacidad de optar libremente ante la realidad. El cerebro nos da el tacto, la vista, el olfato y el lenguaje. Sus fibras neurales llegan a todas las partes del cuerpo.

Es el puente entre nuestra vida interior y el mundo exterior. El cerebro puede hacer todas estas cosas porque es complejo, flexible, adaptable y autorregulable.

Es verdad que nacemos con una cantidad determinada de neuronas y que perdemos muchas a medida que vivimos. Pero a lo largo de la vida nos crecen conexiones neurales, o al menos tenemos la capacidad de que eso nos suceda. Y lo que nos da inteligencia son estas conexiones neurales. Pero nuestra cultura no es estable.

CASEVISION CLEARCASE CONCEPTS GUIDE PDF

Leia trecho de ‘Inteligência Espiritual’ por Danah Zohar

Aos 57 anos, Dana vive na Inglaterra com o marido, o psiquiatra Ian Marshall, co-autor do livro, e com dois filhos adolescentes. O QS aumenta nossos horizontes e nos torna mais criativos. Um terceiro tipo permite o pensamento criativo, capaz de insights, formulador e revogador de regras. Segundo ela, essas pessoas: 1. Praticam e estimulam o autoconhecimento profundo 2. Celebram a diversidade 7. Tenha pensamentos positivos, sempre.

ELEKTRONIGE GIRI PDF

zohar, danah - inteligencia espiritual.pdf

.

Related Articles